sábado, 3 de agosto de 2013

LÉON DEGRELLE 10 (color): "El racismo alemán ha sido deliberadamente distorsionado. Nunca fue un racismo "anti" cualquier otra raza. No estaba en contra de las demás razas, estaba a favor de su propia raza. Apuntaba a defender y a mejorar su raza, y deseaba que todas las demás hiciesen lo mismo por sus respectivas razas. Hitler quería que los judíos hallasen su propia identidad."


LÉON DEGRELLE 9: "Hitler no subió al Poder por la fuerza sino que fue legalmente elegido. Hitler era un Hombre del Pueblo; un hombre que tuvo éxito en barrer con la desocupación a un ritmo no superado hasta el día de hoy. Para él la guerra era el último recurso. Su objetivo era el convencer a la gente, obtener su lealtad, particularmente de la generación joven. Hitler suplantó el oro por el trabajo como el fundamento de su economía. Incluso Churchill escribía a Hitler: 'Si alguna vez Gran Bretaña cayese en un desastre comparable al que afligió a Alemania en 1918, le pediría a Dios que nos enviara a un hombre con la fuerza y con el carácter de vuestra Excelencia.'"