lunes, 17 de diciembre de 2012

ELECCIONES DE 1936 (3): "Más del 99% de los electores alemanes han votado en favor de Hitler. En ninguna nación se ha conocido nunca un resultado semejante. Las elecciones presentes demuestran que todas estas fuerzas que entonces eran hostiles al Führer, se han unido hoy al régimen."



RESULTADOS DE LA VOTACIÓN

El Ministro de Propaganda del Reich, señor Goebbels, ha manifestado a las 20:35 horas que los resultados conocidos de la elección eran tan sorprendentes, que había creído oportuno esperar algo antes de publicarlos, pues el éxito ha excedido a todo lo que se recuerda en Alemania. La participación del cuerpo electoral parece que ha sido del ciento por ciento y el número de sufragios emitidos en favor del señor Hitler es superior al 90%, resultado que no se había alcanzado en ninguna elección Nacional-Socialista.

El Ministro de Propaganda ha publicado una nota afirmando: "Más del 99% de los electores alemanes han votado en favor de Hitler. En ninguna nación se ha conocido nunca un resultado semejante."

En el comunicado se señala que en las elecciones celebradas en 1933 sólo votaron 39 millones de electores. En dicha ocasión el Partido de Centro Católico obtuvo 4 424 000 votos; el Social Demócrata 7 180 000; el Comunista 4 484 000; el Católico Bávaro 1 073 000, ó sea un total de 17 millones y medio de votos.

"Las elecciones presentes demuestran que todas estas fuerzas que entonces eran hostiles al Führer, se han unido hoy al régimen. El recuento provisional de las circunscripciones rurales revela que los electores alemanes han votado como un sólo hombre en favor del Führer. En los pueblos de la zona antes desmilitarizada se ha registrado en general un ciento por ciento en favor de Hitler. Esta unanimidad absoluta se ha producido en veinte mil lugares, repartidos por todo el Reich. En los demás pueblos y ciudades el promedio es de 99.2 %."

He aquí los resultados de varios distritos importantes: Coblenza, 847 569, contra 5 892; Dusseldorf (Este), 1 527 550 contra 7 758; Dusseldorf (Oeste), 1 281 245 contra 6 532; Alta Baviera, 1 829 914 contra 17 285; Baja Baviera, 860 056 contra 7 207; Franconia, 1 741 121 contra 9 599; Palatinado, Renania y Sarre, 1 174 104 contra 1 435; Dresde, Bautzen, 1 331 073 contra 26 020; Leipzig, 934 764 contra 24 719, Schemnitz, Zwicau, 1 307 761 contra 28 679; Ramberg, 1 884 225 contra 16 331; Bade, 1 577 128 contra 26 410; Hesse, Darmstadt, 95 217 contra 15 787; Hamburgo, 84 139 contra 37 177; Mecklemburgo 655 047 contra 680.

Los resultados provisionales del conjunto en toda Alemania son los siguientes: Sufragios emitidos 45 954 937; favorables a Hitler 45 411 911; contrarios o anulados por diversas razones 543 026. La proporción de votos favorable a la política del Canciller es de un 99 %.[1]

Es curioso observar que el barrio aristocrático de Berlín, que es el del Oeste, ha tomado una parte relativamente débil en la votación con un 98.3 %. La victoria abstencionista más considerable ha sido la del distrito de Chemnitz Zwickau, con 28 679 votos contrarios. La población está principalmente compuesta por obreros de la gran industria textil sajona. Pero como ya era de esperar, en Hamburgo, gran centro de oposición anti-Nazi, el número de votos contrarios ha sido todavía mayor: 37 177, contra 878 487, es decir un 4.2%, con una votación total de 97.6%.[2]

Cuando se conocieron los primeros resultados, las SA empezaron a organizar las grandes manifestaciones en honor de Hitler, que se celebraron por la noche. La muchedumbre, congregada frente a la Cancillería, en la Plaza de la Ciudad y en la Plaza “Wilhelm”, cantan el “Deutsches ueber alles” y el “Wacht am Rhein”.

En aquella hora no se conocían aún los resultados de las grandes ciudades católicas de Renania. El Ministro de la Prensa y Propaganda se reservó durante todo el día el monopolio en la transmisión de noticias y resultados. Estos fueron comunicados con mucha lentitud. A las veinte horas, sólo había dado el resultado correspondiente a 95 000 votantes. A las 21:00 horas la manifestación en la Plaza “Wilhlem” adquiere proporciones monstruosas. A las 21:40 Hitler aparece en el balcón de la cancillería. La multitud se lanza hacia él, rompiendo la guardia y se oyen aclamaciones entusiastas en honor del Führer. Prosigue, entretanto, la anunciación de resultados. Cada vez que el micrófono anuncia resultados hostiles al Führer la multitud protesta con grandes gritos.[1]

Los observadores extranjeros que acudieron a presenciar de cerca el resultado del plebiscito de ayer, no han quedado sorprendidos de la unanimidad demostrada por el Pueblo alemán. Puede afirmarse que ningún país ni ningún Gobierno ha puesto en marcha el formidable número de elementos que los Nacional-Socialistas utilizaron para que el plebiscito tuviera el carácter de colosal. Todos los observadores se preguntan ahora cual será la actitud de Hitler ante las futuras negociaciones diplomáticas. Se preguntan sobre todo si Hitler será capaz de controlar la explosión nacionalista que él mismo ha preparado durante y antes de las elecciones.

El problema exterior domina la situación alemana. Pero el problema interior no es menos candente. Se continúa afirmando que el doctor Schacht dimitirá pronto, por no estar conforme con las directrices de los extremistas nazis. El temor de que se produzca un golpe que convierta el Anschluss en un hecho consumado dominará seguramente estos próximos días. Durante la noche de ayer, las manifestaciones en honor del Führer se sucedieron continuamente. Los himnos nacionales fueron coreados por todas las calles, que conservaron su animación hasta entrada la noche.[3]



Agencias [1]DNB, [2]Havas y [3]Fabra; Berlín, 30 de marzo de 1936.







3 comentarios:

  1. ¿Durante el tercer reich hubo sufragio universal? o ¿te refieres al referéndum para la anexión de austria a alemania?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciable Anónimo!

      El artículo presente hace alusión a los acontecimiento electorales del Reichstag del 29 de marzo de 1936, en donde:

      "el cómputo de votos arrojó 44 955 000 de los cuales fueron emitidos 44 412 000 en favor del Gobierno y apenas 543 000 en contra. Han terminado por reconocer la obra realizada por el gobierno Nacionalsocialista altas personalidades que se habían distanciado del movimiento, como el General Lundendorff, e incluso hasta enemigos declarados del Nacionalsocialismo como Severing, antiguo ministro del Gobierno marxista.

      La reacción en el extranjero fue intensa por dos motivos: primero por el conocimiento insuficiente de la situación de Alemania en el momento del advenimiento al poder y de las actividades gubernamentales en los primeros cuatro años; segundo, como consecuencia de la campaña de odio que realizaron y realizan todavía contra el Tercer Reich elementos partidistas o enemigos personales de la ideología Nacionalsocialista." (Cesare Santoro, en el libro "Der Nationalsozialismus")

      Por otro lado, también fueron conocidas las elecciones para la anexión del territorio del Sarre de 1935 y la de Austria de 1938.

      Un gran saludo.

      Ana V.

      Eliminar
  2. También fue sometida a votación la permanencia o retirada de Alemania en la Sociedad de Naciones SN.

    ResponderEliminar

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!