jueves, 4 de octubre de 2012

LA ECONOMÍA (1935): "Los gastos originados para socorrer el paro, así como para el rearmamento del país, representan cargas excesivas para la hacienda del Reich. Los técnicos financieros opinan que se requiere la puesta en práctica de medidas económicas prácticas para impedir un aumento del déficit en épocas ulteriores y para conseguir que la deuda flotante deje de tomar incremento."


Hjalmar Schacht

LAS DIFICULTADES DE LA HACIENDA PÚBLICA


Los gastos originados para socorrer el paro, así como para el rearmamento del país, representan cargas excesivas para la hacienda del Reich. El público, en general, no tuvo conocimiento de la verdadera gravedad de la situación hasta que el déficit de 354 millones de marcos ha sido mencionado en el balance oficial de la Tesorería del Reich facilitado para el año, finalizando el 31 de marzo. Esta cifra no tendría en modo alguno nada alarmante, pero se ha de tener en cuenta, sin embargo, que este exceso de gastos frente a ingresos normales, representaría un déficit mucho mayor. En efecto, el año pasado el Reich recurrió a un nuevo empréstito interior de 500 millones de marcos y vendió valores -principalmente Acciones preferentes de la Compañía Federal de Ferrocarriles-, importando 430 millones de marcos.

De acuerdo con las estadísticas oficiales, la de Interior a corto y largo plazo aumentó hasta 1240 millones de marcos el año pasado.  Por otro lado, el interés de los años venideros está ya gravado en 1180 millones de recibos de contribuciones todavía pendientes.  Según cálculos no oficiales, pero fidedignos, la deuda flotante aumentó en una escala mucho mayor que lo que indican los datos oficiales, y representaría ahora un total de 15 000 millones de marcos.

Además de sus propios créditos, el Reich tiene que atender a los créditos acumulados por las entidades semioficiales, como por ejemplo la Compañía de Obras Públicas, que media en la colocación de parados. Estos créditos están estimados de tres a cuatro mil millones de marcos, y al menos en parte caen dentro de las obligaciones financieras del Reich. Los técnicos financieros opinan que se requiere la puesta en práctica de medidas económicas prácticas para impedir un aumento del déficit en épocas ulteriores y para conseguir que la deuda flotante deje de tomar incremento. Se tiene entendido que Hjalmar Schacht está abogando enérgicamente en pro de la cesación inmediata de los gastos para facilitar trabajo a los parados, pero es de esperar, sin embargo, que las Fuerzas Políticas Nazis aplacen lo más posible la puesta en vigor de tales medidas económicas en vista de la extrema impopularidad de la Política de deflación.


Otras Noticias del Reich; 29 de junio de 1935.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!