jueves, 18 de octubre de 2012

JOSEPH GOEBBELS 20 (color): "Hemos atravesado la dura prueba de este invierno; nuestro adversario ha creído vencer demasiado pronto, y, a veces, los muertos reviven. Los Comunistas acechan el momento, en la Gran Bretaña, para apoderarse del Poder."




ENEMIGO PRIMARIO… Y COMÚN

En estos últimos tiempos han tenido gran interés todos cuantos artículos ha escrito y palabras ha pronunciado el Doctor Goebbels, Ministro de Propaganda del Reich. Ellos, en efecto, han estado dando la tónica de cuál era la actitud alemana en cuanto hace referencia a los acontecimientos del frente oriental y sus posibles consecuencias militares y políticas. Y hay que convenir en ello; artículos y discursos encarecían sin paliativos una situación verdaderamente seria en aquel trascendental teatro de operaciones.

Ahora se publica el extracto de un nuevo artículo del Ministro de Propaganda, Goebbels, el correspondiente a esta semana, en el hebdomadario “Das Reich”. Esta nueva manifestación del señor Goebbels marca un ligero, pero apreciable matiz, en la posición adoptada. El artículo no reviste, en primer término, tanto dramatismo como los anteriores. Se hacen alusiones, claro está, a los acontecimientos del frente ruso, pero no se presentan bajo un ángulo tan pesimista como antes. Esto, coincidiendo con las noticias militares, viene a ser una confirmación de que la situación tiende a estabilizarse, sobre todo a partir de la contraofensiva parcial en el sector Donetz-Dnieper. Por lo demás, Goebbels establece, en reafirmación de esto, lo siguiente:

“Hemos atravesado la dura prueba de este invierno; nuestro adversario ha creído vencer demasiado pronto, y, a veces, los muertos reviven.”

De todos modos, el peligro comunista subsiste. Más todavía: “Alemania está convencida de que su mayor enemigo actual es el Comunismo, contra el cual está dispuesta a luchar intensamente.” Con esto encontramos un nuevo matiz, o, mejor, una acentuación muy clara de un aspecto ya insinuado anteriormente: la de considerar que es secundaria toda pugna que no sea la lucha contra la U.R.S.S.

Por lo demás, el articulista parece querer confirmar este aserto al insistir sobre los peligros que, a su juicio, amenazan a la propia Inglaterra por la indeseable compañía soviética: “Si dos hombres, uno sano y otro enfermo del tifus, se acuestan en la misma cama, no sanará el enfermo, sino que enfermará el sano. Lo mismo ocurre cuando marchan juntos el Radicalismo y el Conservadurismo: el primero gana siempre”, escribe. Y añade que: “Los Comunistas acechan el momento, en la Gran Bretaña, para apoderarse del Poder.”

Sin embargo el propio articulista reconoce que: “En Inglaterra empiezan a darse cuenta del peligro que significa el régimen soviético para los países occidentales”. Y es que, en efecto, no puede negarse que en la Gran Bretaña y, también en los Estados Unidos, se está produciendo un importante enfriamiento en la opinión pública con respecto a la Unión Soviética. Enfriamiento que, por lo demás -en las esferas dirigentes-, no procede tan sólo de la espectacularidad de los acontecimientos militares últimos, sino que es anterior a ellos y se ha manifestado en hechos tales como la eliminación de Mr. Cripps (que fue, por un momento, abanderado y cabeza visible del Filo-Bolchevismo activo), gracias a una acción política, tan hábil como eficaz del viejo “Torysmo” británico; del mismo modo que, estando ya en pleno desarrollo la ofensiva rusa, se ha manifestado, por ejemplo, en el acuerdo del Partido Laborista, negándose a admitir la colaboración con los Comunistas, y en la actitud del Gobierno, francamente conservadora, en el asunto del Plan Beveridge y su discusión en la Cámara de los Comunes.

Por lo demás, Goebbels ha reafirmado su fe en la victoria. “El pueblo que en 1918 se dejó escapar la victoria de las manos, por estupidez, no volverá a incurrir en el mismo error”, ha dicho para prevenir cualquier supuesto de hundimiento interior alemán.


Dr. Paul Josef Göbbels; de "Das Reich" del discurso del 5 de marzo de 1943.







1 comentario:

  1. Un pueblo con esa fe inquebrantable en la victoria, desde luego es un logro espectacular sobre las naciones enemigas. Una vez que se tiene preparada a la población para luchar, no hay marcha atrás. Lamentablemente la victoria no pudo alcanzarse a tiempo, por consiguiente tuvieron que recibir las vejaciones de los comunistas. No podemos sacar a una nación de su letargo sin la voluntad de la nación de contribuir con el progreso. Es una meta que mediante la palabra y la energía logro, a mi parecer, Goebbels. Mover los corazones y las mentes de cada habitante es una hazaña realmente espectacular.

    Les Saluda:

    Armando di Blasio

    ResponderEliminar

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!