martes, 16 de octubre de 2012

HERMANN GOERING 9 (color): "Pueblo alemán ¡No te dejes como hasta hoy, influir por los ataques aéreos y sin descanso continuaremos creando nuevos almacenes de víveres y enseres que permitan el inmediato alivio de la situación de las victimas de aquellos ataques! Nunca las Democracias han logrado aprender y creen poder seguir empleando hoy los mismos medios que utilizaron durante la Gran Guerra para provocar una catástrofe interior en Alemania, pero olvidan que el Pueblo alemán sí que ha aprendido en el libro del pasado."





LA OFENSIVA AÉREA CONTRA EL REICH

Con motivo de las ofensivas aéreas, el Mariscal Goering dirigió profundas palabras a Alemania:

“Ven muy restringida su libertad individual los que son objeto de los ataques aéreos del enemigo. Los jefes de Alemania conocen sus sacrificios y sus penas y les rinden homenaje. El adversario no puede pretender que sus objetivos fueran nuestras instalaciones industriales cuando aniquiló con sus bombas a indefensos barrios exclusivamente de vecindad.

El Gobierno del Reich posee ejemplares de órdenes del mando británico en que se recomienda la destrucción de tales barrios y es objetivo importante de los británicos el influir por el terror sobre el ánimo de la población alemana. Ampliaremos nuestra defensa antiaérea y nuevos instrumentos perfeccionarán su tiro; nuestros cazas nocturnos se extenderán sobre todo el territorio alemán y cuando el enemigo del Este esté vencido, entonces, Dios mediante, nos veremos con la R.A.F. en Inglaterra.

Pueblo alemán ¡No te dejes como hasta hoy, influir por los ataques aéreos y sin descanso continuaremos creando nuevos almacenes de víveres y enseres que permitan el inmediato alivio de la situación de las victimas de aquellos ataques!

Criticamos los intentos del adversario por la apertura de un segundo frente y la actitud inglesa ‘de no mover el dedo meñique’ en tanto que sus aliados soviéticos sufren las embestidas alemanas.

Las esperanzas de los adversarlos de Alemania se basan en unas cifras astronómicas, pero sin quitar valor a la industria norteamericana de armamentos, no olvidemos que también en los  Estados Unidos, ‘dos y dos son cuatro, y no seis u ocho’. Norteamérica también necesita materias primas y mano de obra, y no es posible simultanear la creación de un ejército de millones de hombres y triplicar el número de obreros. En Norteamérica hay una palabra que merece todos los honores: la del ‘bluff’.

Nunca las Democracias han logrado aprender y creen poder seguir empleando hoy los mismos medios que utilizaron durante la Gran Guerra para provocar una catástrofe interior en Alemania, pero olvidan que el Pueblo alemán sí que ha aprendido en el libro del pasado.”


Hermann Wilhelm Goering; del discurso del 4 de octubre de 1942 de la "Fiesta de la Cosecha."










No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!