jueves, 11 de octubre de 2012

ADOLF HITLER 13 (color): "Ni la voluntad de las masas, ni el ideal de los dirigentes alemanes contaban con un objetivo de guerra positivo. En lugar de la paz, de la reconciliación y de la cordialidad, se erigió la paz forzada de Versalles, que redujo a los alemanes a la condición de esclavos, haciéndolos militarmente impotentes y deshonrándolos política y económicamente."






LA LLEGADA AL PODER DESPUÉS DE CATORCE AÑOS DE LUCHA

“Por décima vez celebramos el aniversario de la fecha en que el mariscal Hindenburg, Presidente del Reich, me entregó la responsabilidad de la dirección del país. En aquel día terminó felizmente la lucha, que durante catorce años había librado el Partido Nacional-Socialista, movimiento que desde entonces tenía la capacidad legal para gobernar. Antes que esto ocurriera ya habían probado su incapacidad gubernativa todos los demás partidos. El Reich sufría las consecuencias de una derrota para la cual no estaba preparado. Tras una heroica lucha de más de cuatro años, los elementos derrotistas, protegidos y secundados tanto del interior como del exterior, consiguieron hacer estallar la Revolución.

El presidente Wilson, con sus catorce puntos, dio al Mundo la visión de una paz  artificial, en la que creyó ávidamente el Pueblo alemán que la deseaba. Ni la voluntad de las masas, ni el ideal de los dirigentes alemanes contaban con un objetivo de guerra positivo. La nación luchaba por su existencia. Ciertas clases populares se mostraron casi agradecidas ante la propuesta de una paz de reconciliación y de cordialidad.

Inmediatamente después de haber logrado hipócritamente la rendición y entrega de las armas del Pueblo alemán, el histórico engaño dio comienzo; fue una violación de la palabra como la historia del Mundo no había conocido. En lugar de la paz, de la reconciliación y de la cordialidad, se erigió la paz forzada de Versalles, que redujo a los alemanes a la condición de esclavos, haciéndolos militarmente impotentes y deshonrándolos política y económicamente.

Pero todo lo que fue infligido desde 1919 a 1933 al Pueblo alemán, no afecta a la Alemania Nacional-Socialista, sino a la Alemania puramente Democrática y Marxista.”


Adolf Hitler; discurso del "10° aniversario de la toma del poder".








No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!